Epílogo para una exposición






"RECUERDO MEMORIA E IDENTIDAD"


La identidad se sustenta sobre pilares frágiles , no más frágiles que nuestra memoria que día a día nos construye. Los rasgos fisonómicos que nos devuelve el espejo son una cadena de individualidades olvidadas. Los recuerdos son subjetivos y cercanos. Las fotografías, grabaciones, certificados de nacimiento, de defunción, contratos de propiedad, documentos notariales, objetos heredados.......son expedientes que administran la idea de lo que somos. Registran y confirman que una persona ha existido. La carencia de todo ello marca el camino a la leyenda o al olvido